+34 965 297 697 / +34 678 534 511 info@sibanaturalshop.com
Califica este post

El cepillo de bambú está de moda y existe una razón de peso: la creciente preocupación por el medioambiente está cambiando la forma de consumo de muchas personas. Hoy en día, buscamos el material reciclable en los objetos cotidianos, y los cepillos ecológicos nos presentan una opción sostenible muy interesante.

Por qué elegir un cepillo de dientes de bambú

Los cepillos ecológicos están diseñados para ayudarnos a obtener, de manera 100 % natural, dientes más blancos y encías sanas.

Por lo tanto, el cepillo de dientes de bambú es ideal para lograr una higiene bucal natural y libre de bacterias sin utilizar productos derivados del petróleo. En definitiva, podemos resumir los beneficios del cepillo de bambú en 6 aspectos fundamentales:

  1. Antibacteriano : La fibra de bambú cuenta con un agente natural contra las bacterias y los microbios. Has de saber que esta propiedad natural de la planta también contribuye a acelerar la mejoría de las aftas bucales o llagas.
  2. Aspecto agradable: Los cepillos de dientes de bambú poseen una estética atractiva y exótica.
  3. Embalaje: Por lo general, estos cepillos ecológicos vienen en envases biodegradables de bambú o papel reciclado.
  4. Cerdas suaves: Las micropartículas de carbón que contienen en su interior ayudan a dar brillo a los dientes y desinfectar la cavidad oral.
  5. Madera: La fibra de bambú que le da forma a este cepillo de dientes ecológico es densa y dura. Además, esta madera, más resistente incluso que la del roble, no transmite ni absorbe olores ni sabores.
  6. Fácil de obtener: Hace algunos años no resultaba sencillo adquirir cepillos de dientes ecológicos. Actualmente, este y otros muchos productos elaborados con material reciclable están al alcance de todos.

Importantes ventajas para el medioambiente

Los cepillos de bambú nos ofrecen una excelente alternativa biodegradable y ecológica. A continuación, te mostramos cuáles son las principales ventajas medioambientales de este producto:

  • Ecoamigable: Es un artículo respetuoso con el medioambiente, una razón de peso para cambiar nuestro cepillo de plástico por uno ecológico. No olvides que el plástico es un material que se descompone lentamente, entre 100 y 1000 años. Sin embargo, un cepillo de dientes de bambú enterrado se desintegra en unas pocas semanas.
  • Reducción de plásticos: Estamos en la década de la desplastificación, ya que este material amenaza el planeta entero al incorporarse en los organismos vivos y en todos los rincones del mundo. De hecho, solo en nuestro país se venden al año más de 160 millones de cepillos de dientes de plástico. Por lo tanto, una buena forma de aportar nuestro granito de arena es empezar por los objetos que utilizamos a diario.
  • Derivados del petróleo: Los cepillos de dientes de bambú, a diferencia de los de plástico, no contienen productos de refinería de crudo.
  • Bambú: Esta planta se encuentra entre las de mayor tasa de crecimiento del mundo y, además, es 100 % reciclable. Por otro lado, su aprovechamiento se lleva a cabo por medio de una gestión responsable y sin la deforestación en las zonas de cultivo.

Bambú, un material reciclable con un impacto positivo en el medioambiente

El bambú que se emplea para fabricar los cepillos de material reciclable es una planta benefactora que permite secuestrar cantidades enormes de dióxido de carbono.

Una vez cosechado el bambú, parte de la planta permanece (no es reemplazada) y vuelve a brotar. Además, las plantaciones de bambú no requieren de riego artificial, pesticidas, plaguicidas o fertilizantes. En parte, esto es debido a las cualidades antimicrobianas propias de la planta. Estas propiedades quedan después integradas en el cepillo de bambú.

Por lo tanto, la materia prima usada para fabricar estos exóticos y atractivos cepillos ecológicos contribuye a proteger nuestro entorno. También genera oxígeno y es muy útil para reforestar y retener el agua de lluvia. El simple gesto de emplear un cepillo de dientes ecológico de bambú promueve el uso de este tipo de plantaciones.

Por último, a la hora de reciclar tu cepillo de bambú, no olvides retirar las cerdas de nailon con la ayuda de una pinza. Además, puedes reutilizar los mangos elaborando creativas manualidades o usar la fibra de bambú para compostaje.

Ahora ya sabes por qué has de elegir un cepillo de bambú. Estarás apostando por un producto atractivo, natural, antibacteriano y respetuoso con el medioambiente.